LA COMUNIDAD ANDALUZA, PIONERA EN LA FORMACIÓN E-LEARNING

Jue 16 Junio de 2011

En Andalucía la teleformación factura al año 30 millones de euros y genera el 29% de los contenidos de formación on line entre las empresas pertenecientes a la asociación de proveedores de e-learning más importante del país.

La Teleformación se ha convertido poco a poco en una respuesta a las necesidades formativas de muchas personas que por distintos motivos, como ser trabajadores en activo o vivir en entornos alejados de los centros educativos, no tienen posibilidad de formarse a través de las modalidades tradicionales. Las tecnologías de la información y los contenidos multimedia han permitido una nueva gestión del conocimiento y un nuevo modo de acometer el proceso de enseñanza-aprendizaje que aprovecha estos recursos.

La comunidad andaluza detectó rápidamente las oportunidades que esta modalidad presentaba para la mejora de la formación de los trabajadores y trabajadoras, con lo que desde un principio, ha apostado por el e-learning, tanto en la formación reglada como en la Formación Profesional para el Empleo. De este modo, Andalucía fue la primera comunidad que puso en marcha una oferta formativa de Ciclos Formativos de Grado Medio o Superior en el curso académico 2003-2004 a través de la teleformación, representando por tanto un proyecto pionero en España al que después se han ido sumando otras comunidades autónomas.

La importancia de la teleformación ha quedado patente también en el VII Acuerdo de Concertación Social, donde se ha recogido entre los acuerdos para impulsar la Formación Profesional para el Empleo la potenciación del uso del e-learning facilitando el acceso a la cualificación tanto a las personas desempleadas como a las ocupadas.

En estos momentos la Asociación de Proveedores de e-learning (APeL), la más importante en este sector en nuestro país, está conformada en un tercio por empresas andaluzas, seguida de Madrid y ligeramente de Cataluña. Según esta asociación, el 29% de los contenidos generados por todas las firmas que forman parte de la asociación proceden de Andalucía. Y un dato más que confirma este hecho es que la comunidad autónoma, con 30 millones de euros, concentra el 28,5% de la facturación derivada de la formación virtual.

Aunque si bien es cierto que la teleformación ha calado de un modo muy importante en la planificación formativa de multitud de empresas, esta incursión es parcial, pues algunos sectores, sobre todo los más tradicionales vinculados a los oficios manuales presentan un bajo índice de formación en esta modalidad. Al contrario, en otros como Sanidad, Educación y Formación, el impacto del e-learning es mucho más importante.

La gran calidad de la formación on line en Andalucía se debe también a los buenos profesionales con los que contamos en los distintos perfiles profesionales que exige esta modalidad, que no sólo requiere las competencias pedagógicas propias de un formador, sino muchas otras que definen las características de cada profesional que interviene en el proceso de formación. Según el ‘Estudio sobre competencias profesionales para e-learning’ dirigido por Carlos Marcelo, profesor del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Sevilla y Coordinador del Grupo de Investigación IDEA,  dentro de la teleformación participarían expertos en contenidos, el experto metodólogo,  el diseñador de medios, el diseñador web, el administrador de la plataforma, el profesor-tutor, el coordinador del curso y el gestor, perfiles que pueden corresponderse con personas diferentes o no. Por ello, la secuenciación de contenidos del curso ‘Formador de teleformación’ recoge una serie de competencias que se podrían relacionar con varios perfiles, lo que demuestra que el profesional de la teleformación debe adquirir una compleja preparación.

En continua evolución

Los mismos cambios que afectan a las modalidades tradicionales y los mismos retos a los que ésta se enfrenta, son también objetivos prioritarios para el e-learning. De ahí que introducir los Certificados de Profesionalidad en la teleformación sea uno de los aspectos en los que más se está trabajando. En la convocatoria de subvenciones para realizar Acciones de Investigación e Innovación para el año 2010 en Andalucía, una de las temáticas propuestas ha sido la elaboración y experimentación de productos, técnicas y/o herramientas de carácter innovador de interés para la mejora de la Formación Profesional para el Empleo, dentro de las que se priorizarían  la elaboración de guías y materiales didácticos para el profesorado y alumnado dirigidos a la impartición tanto en modalidad presencial como de teleformación, de los módulos formativos establecidos en los certificados de profesionalidad o la elaboración de material didáctico dirigido a la formación de formadores sobre evaluación del aprendizaje en la impartición de certificados de profesionalidad.

Las tendencias de desarrollo de la teleformación, según APel seguirán varias líneas en un futuro próximo: la elaboración de acciones formativas relacionadas con I+D+I; implantar como complemento a la teleformación la social-elearning (en la que la persona será la clave a través de la interactuación  y colaboración de forma global y en tiempo real a través de las redes sociales, comunidades o foros), o la mobile-elearning, (la formación a través de dispositivos móviles que permiten acceder al conocimiento desde  cualquier lugar y en cualquier momento). Y esto entendido como integración y no como modalidades puras. Por último apuntan a la introducción del e-portfolio para apoyar la evaluación del aprendizaje.

También la oferta formativa en ciclos formativos de Grado Medio y Superior se va incrementando. Para el curso que viene, la Consejería de Educación oferta 15 especialidades de siete Familias Profesionales distintas: Administración, Comercio y marketing, Informática y comunicaciones; Mantenimiento y Servicios a la Producción, Servicios socioculturales y a la comunidad, Hostelería y turismo e Informática y comunicaciones.

UGT Andalucía y la teleformación

La Unión General de Trabajadores de Andalucía también recoge dentro de su oferta formativa una modalidad donde se conjuga la formación presencial con la teleformación (Blended learning), y otra donde los cursos se desarrollan íntegramente de forma on line. A través de plataformas de teleformación en las que se van introduciendo mejoras para permitir al alumnado mayor facilidad  y calidad en el proceso formativo, el sindicato se suma así a la tendencia creciente del e-learning en Andalucía.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.