APROBADA EN ANDALUCÍA LA PRIMERA LEY AUTONÓMICA DE PROMOCIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO

Jue 22 Diciembre de 2011

La norma incluye políticas activas de empleo como el incentivo para el inicio y mantenimiento de proyectos, bonificaciones fiscales o medidas de asesoramiento

El Parlamento de Andalucía aprobó la semana pasada la Ley Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo, la primera que se aprueba en una comunidad autónoma en España.

La nueva norma, elaborada por la Consejería de Empleo de acuerdo con las directrices del VII Acuerdo de Concertación Social, tiene una dotación económica de 382 millones de euros hasta el año 2014 y aspira a respaldar a un colectivo que supera los 469.000 trabajadores y trabajadoras. Al mismo tiempo, esta ley da cobertura al compromiso de la Junta de elaborar un plan estratégico consensuado con los agentes socioeconómicos más representativos.

Respecto a las políticas activas de empleo dirigidas a autónomos, la norma incluye;

• Incentivos directos para el inicio y el mantenimiento de los proyectos.
• Bonificaciones y exensiones fiscales.
• Disposiciones para facilitar la conciliación con la vida familiar.
• Medidas de asesoramiento, asistencia técnica y promoción del trabajo en red.
• Formación y reciclaje profesional.

Destaca la puesta en marcha un fondo de crédito para el fomento y la promoción del trabajo autónomo por el que podrán acceder a respaldo financiero los proyectos desarrollados por trabajadores autónomos que acrediten su viabilidad técnica, económica y financiera, y su contribución a la generación y mantenimiento del empleo, entre otros criterios.

El proyecto incorpora como principal novedad la creación  del Distintivo Andaluz al Trabajo Autónomo de Excelencia, que reconocerá los proyectos más destacados desarrollados en el ámbito del autoempleo.

Para mejorar la prevención de riesgos laborales, se prevé el desarrollo de campañas de información, formación y asesoramiento técnico, así como la apertura de una línea de subvenciones específicas para facilitar inversiones en vigilancia, seguridad y salud laboral de los establecimientos de trabajadoras y trabajadores autónomos.

La colaboración institucional se recoge en el capítulo cuarto incluyendo la creación del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo, órgano de participación del colectivo que también ejercerá funciones de asesoramiento al Gobierno andaluz. Para promover la constitución de estas asociaciones se prevé, además, la creación de un registro específico.

Finalmente, se incorpora la previsión de crear un mecanismo de arbitraje específico para las personas trabajadoras por cuenta propia, adscrito al Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos de Andalucía (Sercla) que funciona en el ámbito laboral.


 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.