LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN Y SIN PRESTACIÓN, SON DE LOS MÁS PERJUDICADOS POR LA REFORMA LABORAL.

Jue 22 Marzo de 2012

Sólo si la persona contratada percibe el paro y se mantiene en su puesto 3 años, la empresa puede deducirse un 50% de la parte que al trabajador o trabajadora le reste por cobrar, durante 12 meses.

La situación de las personas paradas de larga duración es cada vez más cruda y complicada ya que progresivamente van agotando sus prestaciones, incluso las asistenciales. Las circunstancias se están agravando hasta el punto de que la marginación laboral lleva, en muchos casos, a la marginación social. Y ahora aún más, que con la reforma laboral a la empresa le conviene contratar a trabajadores y trabajadoras que estén cobrando prestaciones por desempleo para beneficiarse de dicha prestación, discriminando de este modo, aún más a las personas que ya no tienen prestación.

Teniendo en cuenta los datos concretos, el paro de larga duración ha aumentando considerablemente en todas las provincias andaluzas en el último año. Tanto las mujeres como los hombres que llevan en desempleo más de un año han aumentado en el 2011 en todas las provincias andaluzas, y en su mayoría, los parados de larga duración se concentran principalmente en la franja de edad de entre los 25 y 34 años.

Esta difícil situación justifica que, desde UGT Andalucía, estemos exigiendo una intervención de urgencia y la puesta en marcha de un Plan integral que se centre en las características y necesidades específicas de esta parte de la población.
 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.